El calor no discrimina

Las altas temperaturas del verano, sumado a la ausencia en el hogar por vacaciones, hacen recomendable tomar ciertas medidas para asegurar el bienestar de tus electrodomésticos. Especialmente los relacionados con el frío, que están a máximo rendimiento.

¿Qué medidas tomar?. Te dejamos unos consejos simples pero cruciales para proteger tus electrodomésticos y también tu bolsillo ;)

Empecemos por los protagonistas del verano. 

Aire acondicionado. Intentá mantenerlo en 23 grados. Asegúrate de que esté limpio para máximizar su rendimiento, y ahorrar así energía.
Heladeras. Evitá abrirlas a cada rato, así ayudarás a que no suba la temperatura de su interior y que esta sea lo más constante posible, sin forzar al aparato a tener que regular continuamente. Por las altas temperaturas algunas producen más ruido de lo habitual. ¿La solución? separarlos un poco más de la pared para que el aire que hay entre el electrodoméstico y la misma se refrigere un poco.

Seguido por unos tips generales.

  • Desenchufá los electrodomésticos si te vas de vacaciones para evitar así los efectos que puedan ocasionar las subidas de tensión. 
  • No los coloques cerca de fuentes de calor. Zonas de altas temperaturas, como la hornalla, horno, etc. 
  • Utilizá la lavadora con temperaturas bajas. Aprovechá las noches y los días menos calurosos.
  • Siempre que puedas. Comprá aparatos de clase A para ahorrar energía. 

 

Estas son algunas medidas que podés tomar para cuidar y alargar la vida de tus electrodomésticos, te lo agradecerán mucho y también tus bolsillos. 
¡Empezá este verano!