Desinfectá tu ropa en tres pasos

Nos esforzamos diariamente en cumplir todas las medidas de higiene cuando salimos de casa, pero… ¡También debemos prestar atención a lo que ingresa a nuestra vuelta! Seguí estas recomendaciones para desinfectar la ropa de todos y protegerlos.

Agua caliente.
Lavar todas las prendas (menos zapatos, preferiblemente dejarlos afuera o desinfectar las suelas), a 60ºC. A esta temperatura, nos estaremos asegurando que cualquier virus o germen desaparece.

Vinagre.
Para la desinfección de prendas más delicadas, que no resisten a una temperatura mayor a 30ºC la solución es la siguiente; añadir en el compartimiento del suavizante 50ml de vinagre. 

Calor seco.
Secar en la secadora es la mejor opción, siempre que se tenga. Para las prendas que no se pueden lavar lo mejor sería ventilarlas al sol y plancharlas con vapor. 

Lo que no deberíamos hacer es sacudir las prendas antes de ponerlas en el lavarropas o ventilarlas, ya que este movimiento puede hacer que el virus vaya a parar a otras superficies como el suelo, el tendedero, etc.

Obs.: si te gustó la opción con el vinagre, pero preferís algo con un aroma menos… intenso, otros desinfectantes naturales que podés usar son agua oxigenada, bicarbonato, limón o árbol de té. Añadí cualquiera de estos al lavado. Algunos, además de desinfectar, blanquean y quitan las manchas.