El Círculo Dorado de la Gastronomía

Las redes sociales así como el mundo virtual han modificado rotundamente la forma de comercializar y en la que llegamos a nuestros clientes. Hoy no se vende solo un producto, hoy vendemos una experiencia. El producto es una parte más dentro ese paquete. 

“El Círculo Dorado” de Simon Sinek es un concepto de marketing donde, en palabras sencillas, habla sobre el porqué hacemos lo que hacemos es más importante que lo que vendemos en sí mismo. 

Antes de que huyas de este artículo pensando que no se aplica a tu realidad, tenés que saber que las marcas líderes del mundo lo aplican: Apple, Coca Cola, Nike, Starbucks, McDonald's, Zara, Natura, etc. 

Esta técnica no es solo para un sector, se aplica a todos, y también a la gastronomía. 

En los próximos párrafos queremos darte una idea de cómo esto se introduce al mundo gastronómico. Quizás descubras cual es el siguiente paso que necesitas dar para potenciar tu comercio.  

Primero, definamos brevemente qué es: 

El círculo dorado tiene un objetivo muy claro cuando se lo aplica a la estrategia corporativa: crear o desarrollar el valor de un nuevo producto, idea o negocio.

Se compone de tres esferas de diferentes tamaños colocadas una dentro de la otra. La más grande de ellas se refiere al “¿qué?”; la intermediaria, al “¿cómo?”; y la más pequeña, a su vez, es la receta mágica del círculo dorado y se refiere al “¿por qué?”.

¿Qué? La atención se dirige a mis platos, a mis productos. Mis hamburguesas son más grandes, mis salsas tienen más carne, mis empanadas tienen más relleno o en mi carta hay una sección exclusiva para vegetarianos. 

¿Cómo? Es el proceso en el cual logramos el paso anterior. Aquí destacamos a nuestros chefs, productos más frescos, verduras de huertas orgánicas, carne de primera línea, packaging biodegradable y amigable con el ambiente, etc. 

¿Por qué? Es el gran diferencial de la empresa, el verdadero propósito del negocio. Es eso que te hace único. ¿Por qué alguien elige a McDonald´s por sobre otra marca? ¿Por qué alguien toma un café de Juan Valdez y no de otra marca?. Quienes responden esta pregunta, son los que ganan el mercado. 

Ahora... ¿Cómo aplico esto a mi local?


Primero, no importa si tenés una cadena de comida rápida o un local en un barrio de los alrededores de Asunción o en el interior. Este concepto es para todos, comenzá por creer en tu comercio, y abrir tu mente a potenciar lo que tengas, sea mucho o poco. 

Buscá responderte estas preguntas tomando tu realidad, sin exagerar pero sin desmerecer tu comercio:

¿Qué vendo? ¿Que tan bueno es mi producto? ¿Cómo podría mejorarlo con el presupuesto que tengo? La idea es que revises cómo hacer crecer la calidad de tus platos, sin que esto afecte de forma desmedida tu presupuesto. 

Pero atención, para ganar necesitas invertir. Esto es inevitable, y nos lleva al punto dos

¿Cómo preparo mis platos? ¿Tengo medidas de salubridad en mi cocina? ¿Cuido la higiene de los equipos y de las personas? ¿Elijo buenas materias primas? Para crecer es indispensable que mejores los detalles, y de eso se trata este punto. 

Permitite mejorar y ordenar tus espacios, ser prolijo, mejorar la presentación de tus platos y comidas, tu packaging. Cuando estos dos puntos estén funcionando, vas a descubrir la respuesta a la gran pregunta:

¿Por qué me elegirían a mi? Hay algo único que podes ofrecerle a tus clientes que nadie más puede. Va mas allá de tu comida. Es calidad, atención, es una presentación amigable, es un servicio rápido. 

En este mundo donde la competencia gastronómica crece día a día, hacé la diferencia y buscá descubrir la gran respuesta: ¿Por qué me elegirían a mi?

Cuando lo definas, todo lo que hagas tiene que llevarte a cumplir con esa respuesta. 

¿Te animás a introducirte en el círculo dorado de la gastronomía?