3 Preguntas Necesarias Para Crecer

Al comenzar es necesario aclarar algo respecto a los próximos párrafos: No hay soluciones mágicas ni métodos únicos e infalibles. Lo que intentaremos es darte algunas ideas para que puedas analizar, revisar tu negocio y ver cómo potenciarlo desde estos puntos. 

La pandemia cambió totalmente el panorama respecto a la forma tradicional de llevar adelante un local de comidas, un fast-food, incluso el mundo del delivery, el carry-out o take-out se han visto desafiados y modificados. 

Entonces, el primer paso que debemos dar es definir un punto de partida: dónde estamos parados y cual es nuestra realidad hoy respecto a lo que esperábamos lograr. 

Aquí la situación es dispar entre aquellos gastronómicos que basaban su atención en el lugar, como cafeterías, restaurantes tradicionales, churrasquerías, buffets y aquellos que ya contaban con el servicio de delivery. 

El primer grupo ingresó a la pandemia con una desventaja abrumadora, mientras que los segundos contaban con una herramienta de supervivencia. 

En ambos casos la adaptación como la reinvención fue necesaria, y ahora, con varios meses a cuestas y con otra confianza, es momento de pensar como volver a crecer. Ya entendimos la realidad, por eso es momento de que puedas hacerte estas tres preguntas, apuntando al objetivo de aumentar tus ventas:

1. ¿Qué recetas puedo incorporar para atraer a un nuevo público? 

Esta pregunta siempre genera un choque importante, ya que es tradicional que un local se especialice en un tipo de cocina, o en una tendencia. Por ejemplo, un local de sushi difícilmente venda hamburguesas, o una pizzería probablemente no comercializará comida oriental. 

Esto está bien hasta cierto punto, ya que de esta manera podríamos indicarle a nuestros clientes qué era lo que iban a encontrar, y que podían esperar de nosotros. 

Pero en la gastronomía post-pandemia esta línea deja de ser totalmente necesaria. 

Si tu objetivo es atraer a nuevos clientes, es momento de pensar que opciones podés incorporar a tu menú. No es necesario ir a los extremos, sino dar opciones dentro de la globalidad de tu cocina. 

Por ejemplo, si tu fuerte es el comercio de hamburguesas y lomitos... ¿Estás ofreciendo postres helados, o pastelería dulce? ¿Contás con platos tradicionales como chipa guazú o sopa, o chipa?


Si tu rubro son las pastas y la cocina casera…
¿Tenés una lista de vinos para acompañar esos platos?

Con esta pregunta, el objetivo es que encuentres que pequeñas opciones complementarias podés sumar, que hasta hoy no tenías, y que por una escasa inversión podrían atraer a nuevos clientes. 


2. ¿Qué plato puedo preparar y nadie más puede imitarme? 

La segunda pregunta va muy relacionada a la primera, pero en este caso nos adentramos en tu área de expertise. 

La idea es encontrar ese plato, esa salsa, ese preparado, esa presentación, ese condimento, o esa combinación que hacen que lo que vos preparas sea único. 

Es un sabor, un color o una presentación única de tu marca, es tu sello. 

Que puedas responder esta pregunta es vital para tu negocio, es lo que te mantendrá con vida cuando las cosas van mal. ¿Por qué? Porque es lo que hace que las personas te elijan una y otra vez, es lo que el cliente ama de vos y de nadie más. 

Si nunca te hiciste esta pregunta, empezá por analizar tu menú, fijate que es lo que más te piden. Hacé un análisis de este punto, hablá con tus clientes, sumá encuestas. 

Si aún no tenés un sello de sabor, empezá a buscar el tuyo. 
Algo que te vuelva único. 

Las grandes cadenas lograron conquistar el mercado con este punto. Sus productos son inconfundibles. ¿Y si la próxima marca en esta lista es la tuya?

3. ¿Qué talentos de mi equipo humano puedo aprovechar?

Último pero no menos importante, es tu equipo humano, son las personas que te rodean. 

Ellos vienen de tradiciones, de ideas, de un mundo distinto al tuyo, y si los incentivás a explorar, juntos pueden explorar respuestas a las dos preguntas anteriores. 

Al llegar a este punto, es necesario aceptar ceder poder dentro de la cocina e incentivar a la creación, alentar la búsqueda de nuevas combinaciones, de jugar con las texturas y sabores de la cocina para encontrar ese plato que el mundo necesita, pero que aún no sabe que lo necesita. 

Un contexto negativo también es una oportunidad de crecimiento, si tomamos las herramientas que tenemos a mano, y abrimos nuestra mente de una forma analítica. 

Ninguna de las grandes cadenas gastronómicas actuales logró el éxito de un día para el otro, pero todas tienen algo en común: Son inolvidables. 

Crecé, explorá, y descubrí en qué sos tan bueno que nadie pueda imitarte. Cuando lo descubras, vas a estar en el camino de los grandes.